sábado, 25 de agosto de 2012

Todos tenemos aquello a lo que llamamos nuestro propio mundo verdad?
Donde están guardados nuestos sentimientos, nuestros pensamientos, nuestros gustos, nuestra forma de ver el mundo. 
Cuando nos ocupamos cada vez más en alimentar nuestro ser, en espiritualizarnos,en ser realmente aquello que somos, con nuestros ideales, valores, convicciones, costumbres. 
Nos damos cuenta al cabo de muy poco tiempo que cada vez nos alejamos más del resto de las personas, y que por ende en ocasiones debemos lidiar con ellas más si éstas no comparten en absoluto nada con nosotros... esto es una realidad! 
Entonces trazamos un camino en el cual nos proponemos desarrollar la paciencia,la tolerancia, la empatía, virtudes de las cuales por suerte todavía no carezco...todavía y por suerte!
Tenemos dentro nuestro todo lo que necesitamos para ser felices sin embargo de nada nos sirve si no lo podemos compartireste sentimiento de soledad y de incomprensión me hace más humana todavía porque todas las personas nacimos para compartir nuestras cosas, es ahí que la tristeza viene del no poder hacerlo.
Me gustaría más que alguien me dijera: -"Te entiendo" o mucho mejor sería: -"Te apoyo"; 
 -"Estoy con vos" , en vez de afirmar: 
- Y sí! Tu vida es un desastre y tu situación realmente es muy complicada; 
-"Estás sola...."
-"Lo que vos tenés no es una familia".



Pensando en todo esto y leyendo un libro de mi autor favorito encontré este fragmento: 
“Dice el maestro: escribe. Ya sea una carta o un diario, o unas notas mientras hablas por teléfono, pero escribe. Escribir nos acerca a Dios y al prójimo. Si quieres entender mejor tu papel en el mundo, escribe. Procura plasmar tu alma por escrito, aunque nadie lo lea; o, lo que es peor, aunque alguien acabe leyendo lo que no querías. El simple hecho de escribir nos ayuda a organizar el pensamiento y a ver con claridad lo que nos rodea. Un papel y un bolígrafo hacen milagros, curan dolores, consolidan sueños, llevan y traen la esperanza perdida. La palabra tiene poder” (Paulo Coelho, 2001). 

11 comentarios:

  1. Que lindo y cierto lo que escribiste.

    ResponderEliminar
  2. Hay que saber combinar ese mundo interior donde refugiarnos a veces con las personas que nos rodean. No se puede vivir solamente con uno de los dos.

    http://atlantis2050.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. -Bueno esta entrada tiene mucha razon, y me gusto esa parte de: 'Procura plasmar tu alma por escrito, aunque nadie lo lea; o, lo que es peor, aunque alguien acabe leyendo lo que no querías. El simple hecho de escribir nos ayuda a organizar el pensamiento y a ver con claridad lo que nos rodea.' Realmente me senti identificada con eso hehe

    ResponderEliminar
  4. Ayy! Si todos tenemos nuestro mundo! El mio es como el pais de las maravillas! (:
    Muy bonita entrada linda
    Cuidate
    Nos comentamos :D'

    ResponderEliminar
  5. "el simple hecho de escribir nos ayuda a organizar el pensamiento y a ver con claridad lo que nos rodea"

    es lo que me pasa cuando escribo ensayos

    ResponderEliminar
  6. super de acuerdo! escribir descubre i limpia el alma..besitos!

    ResponderEliminar
  7. Me encantó que hayas terminado con ese párrafo tan esperanzador!.

    ResponderEliminar
  8. Siempre he escrito y he encontrado placer al hacerlo.

    Creo que se expresa el pensamiento mejor, pues me ha gustado, dejar lo escrito, para leerlo al día siguiente y ver si se corresponde con lo que he querido decir.

    Saludos, manolo
    marinosinbarco.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. A mi también me gusta mucho Paulo Coelho, y tiene razón, la palabra tiene poder. A mi me libera escribir mis sentimientos, pensamientos, ... es una manera de compartir con los demás algo de ti de una forma indirecta.
    un saludo :)

    ResponderEliminar