jueves, 10 de junio de 2010

Depresión:

Cuando sientes un gran vacío,
un vacío tan grande que la respiración
se hunde en el pecho de uno.
Tu alma se sumerge y se escapa,
caes en la miseria de tu triste vida,
nada importa, no hay esperanza.
Las lágrimas son de piedra
y ya no resbalan...
Hacen daño al caer, arañan, desgarran,...
pierden importancia porque nadie puede verlas.
El espejo refleja imágenes falsas,
nada tiene explicación, y pides tiempo,
tiempo, que el mundo se pare,
que te dejen respirar, y pensar.
Pero sientes que nadie te escucha.
Entonces llega... nadie la para...
Depresión. Estado anímico.
Poco cuerpo para tanto sentimiento,
poca cabeza para tanto pensamiento.
Intentas escapar, ir más allá,
pero siempre quedas enterrado vivo,
sobre tierra... depresivo.
Muerto viviente...
Muerto vivo...














haber como salgo de esta ahora :/

No hay comentarios:

Publicar un comentario