miércoles, 11 de diciembre de 2013

Sal con una chica que lee

Sal con alguien que se gasta todo su dinero en libros y no en ropa, y que tiene problemas de espacio en el clóset porque ha comprado demasiados. Invita a salir a una chica que tiene una lista de libros por leer y que desde los doce años ha tenido una tarjeta de suscripción a una biblioteca. 

Encuentra una chica que lee. Sabrás que es una ávida lectora porque en su maleta siempre llevará un libro que aún no ha comenzado a leer. Es la que siempre mira amorosamente los estantes de las librerías, la que grita en silencio cuando encuentra el libro que quería. ¿Ves a esa chica un tanto extraña oliendo las páginas de un libro viejo en una librería de segunda mano? Es la lectora. Nunca puede resistirse a oler las páginas de un libro, y más si están amarillas.

Es la chica que está sentada en el café del final de la calle, leyendo mientras espera. Si le echas una mirada a su taza, la crema deslactosada ha adquirido una textura un tanto natosa y flota encima del café porque ella está absorta en la lectura, perdida en el mundo que el autor ha creado. Siéntate a su lado. Es posible que te eche una mirada llena de indignación porque la mayoría de las lectoras odian ser interrumpidas. Pregúntale si le ha gustado el libro que tiene entre las manos.

Invítala a otra taza de café y dile qué opinas de Murakami. Averigua si fue capaz de terminar el primer capítulo de Fellowship y sé consciente de que si te dice que entendió el Ulises de Joyce lo hace solo para parecer inteligente. Pregúntale si le encanta Alicia o si quisiera ser ella. 

Es fácil salir con una chica que lee. Regálale libros en su cumpleaños, de Navidad y en cada aniversario. Dale un regalo de palabras, bien sea en poesía o en una canción. Dale a Neruda, a Pound, a Sexton, a Cummings y hazle saber que entiendes que las palabras son amor. Comprende que ella es consciente de la diferencia entre realidad y ficción pero que de todas maneras va a buscar que su vida se asemeje a su libro favorito. No será culpa tuya si lo hace. 

Por lo menos tiene que intentarlo.

Miéntele, si entiende de sintaxis también comprenderá tu necesidad de mentirle. Detrás de las palabras hay otras cosas: motivación, valor, matiz, diálogo; no será el fin del mundo. 

Fállale. La lectora sabe que el fracaso lleva al clímax y que todo tiene un final, pero también entiende que siempre existe la posibilidad de escribirle una segunda parte a la historia y que se puede volver a empezar una y otra vez y aun así seguir siendo el héroe. También es consciente de que durante la vida habrá que toparse con uno o dos villanos. 

¿Por qué tener miedo de lo que no eres? Las chicas que leen saben que las personas maduran, lo mismo que los personajes de un cuento o una novela, excepción hecha de los protagonistas de la saga Crepúsculo. 

Si te llegas a encontrar una chica que lee mantenla cerca, y cuando a las dos de la mañana la pilles llorando y abrazando el libro contra su pecho, prepárale una taza de té y consiéntela. Es probable que la pierdas durante un par de horas pero siempre va a regresar a ti. Hablará de los protagonistas del libro como si fueran reales y es que, por un tiempo, siempre lo son.

Le propondrás matrimonio durante un viaje en globo o en medio de un concierto de rock, o quizás formularás la pregunta por absoluta casualidad la próxima vez que se enferme; puede que hasta sea por Skype.

Sonreirás con tal fuerza que te preguntarás por qué tu corazón no ha estallado todavía haciendo que la sangre ruede por tu pecho. Escribirás la historia de ustedes, tendrán hijos con nombres extraños y gustos aún más raros. Ella les leerá a tus hijos The Cat in the Hat y Aslan, e incluso puede que lo haga el mismo día. Caminarán juntos los inviernos de la vejez y ella recitará los poemas de Keats en un susurro mientras tú sacudes la nieve de tus botas.

Sal con una chica que lee porque te lo mereces. Te mereces una mujer capaz de darte la vida más colorida que puedas imaginar. Si solo tienes para darle monotonía, horas trilladas y propuestas a medio cocinar, te vendrá mejor estar solo. Pero si quieres el mundo y los mundos que hay más allá, invita a salir a una chica que lee.


14 comentarios:

  1. Sí y podrás mantener una buena conversación:))
    Mis tres úlimos libros:
    El último judío. El abanico de seda y la Dama del Nilo. tres interesantes culturas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. adoro este texto con el alma, ni te imaginas<3
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Estoy muy de acuerdo con lo que dices.
    Cuentan por ahí que una mujer que lee es peligrosa ;)

    Te invito a pasarte por mi blog.
    Alicia.

    ResponderEliminar
  4. no me parecen fáciles las chicas que leen. ja ja

    el Ulises de Joyce , no llegue terminar el primer capitulo. Es muy complicado.

    besos

    ResponderEliminar


  5. En estos días tan especiales,
    quiero pedir felicidad para todos
    no importa la distancia que nos separa,
    pues lo importante es desearte que pases una
    ¡Feliz Navidad y un positivo y prospero Año Nuevo!

    Pasa un hermoso domingo con el espíritu en Belén
    y que el niño te colme de Bendiciones y Salud!
    Que la paz y el amor reine en tu hogar
    y el de toda tu familia y amigos esta Navidad,
    con mis mejores deseos te envío
    un cálido y afectivo abrazo.

    Atte.
    María Del Carmen


    ResponderEliminar
  6. por suerte este año me he relacionado con mucha gente que lee, y que lee todo tipo de cosas... y es genial derrepente hablar de lo que has leido que ellos te recomienden libros, autores, estilos, etc... y así sucesivamente, es genial. Lo recomiendo.

    Un abrazo, nos comentamos!

    ResponderEliminar
  7. Sublimeeeeeeeeeeeee!;$
    Es como el manual de las lectoras! Me ha encantado Jeny♥

    ResponderEliminar


  8. Hoy quiero darte las gracias por haberme acompañado
    con tu cariño y amistad durante este año 2013
    y de que mejor manera lo podre hacer...?
    Pues deseándote que cada día del año próximo
    sea una dicha de bendiciones para ti y familia.

    Un abrazo rozando los sentimientos
    y un beso rozando los pensamientos.

    Dejo un humilde detalle hecho con amor,
    para despedir el año pensando en ti, gracias!!

    http://dc706.4shared.com/img/cK5D5xZ-/s7/1432f1c04d0/La_belleza_de_una_rosa.jpg?async&rand=0.8910795035508748

    Atte.
    María Del Carmen




    ResponderEliminar
  9. Paso para desearte un feliz 2014, que venga con muchas cosas lindas
    Salduos, un abrazo

    ResponderEliminar



  10. Llena tu mente de bellos pensamientos y deja que ellos trabajen en tu corazón, pintando un interior de simpatía, para que aflore en el espejo tus ojos la más bonita de las sonrisas.

    Esta frase es una cajita de paz llena de alegría, para despedir el año envuelta con cariño, sellada con una sonrisa y enviada con un beso, para cada uno de mis amigos.

    ¡Brindemos por un 2014 lleno de esperanzas e ilusiones!! Un abrazo y un Chin, Chin...

    Atte.
    María Del Carmen





    ResponderEliminar


  11. Escribes de tal manera que los demás aman leerte,
    piensas de tal manera que los demás aman seguir tus pasos…

    En este momento te estoy leyendo y a través del texto transmites
    el incalculable valor emocional que poseen tus letras,
    que emanan del alma, como un ser excepcional que eres…

    ¡¡Feliz fin de semana y un abrazo de luz para ti!!

    Atte.
    María del Carmen


    ResponderEliminar
  12. No soy de leer tanto, pero creo que me encanto este texto y me llevo mucho.
    Un bes jeny, segui asi linda :3

    ResponderEliminar


  13. Compartir la vida nos hace más felices,
    compartir la alegría incrementa nuestra felicidad,
    compartir nuestras lagrimas libera nuestros sentimientos de un gran peso,
    compartir nuestros sueños nos brinda más posibilidades de alcanzarlos,
    compartir con los demás nos abre un mundo de posibilidades incalculables...
    Como incalculables son los aventajados latidos de las emociones,
    que diligentes parten a reunirse con las vivencias y rimas que tu intelecto
    ha expuesto para ennoblecer el espíritu de quienes las estamos leyendo.

    ¡Te deseo que disfrutes del comienzo de una maravillosa semana!

    Un abrazo besando las brisas
    Y un beso abrazando las sonrisas.

    Atte.
    María Del Carmen







    ResponderEliminar